¿Qué es el turismo experiencial o de emociones?

El turismo experiencial es aquel turismo que se basa en las emociones y los sentimientos de los viajeros como eje de las actividades que se lleven a cabo. Este tipo de turismo ha entrado pisando fuerte en diversas áreas. Se trata principalmente de intensificar las experiencias vividas en cada viaje.

Las actividades que se ofrecen en el turismo experiencial tienden a ser poco convencionales y a convertir cada experiencia en única e inigualable. Sin embargo, ¿Se trata de una tendencia temporal o es una nueva forma de viajar que viene para quedarse?

El valor de las emociones como parte del viaje

Este tipo de turismo está enfocado principalmente a sentir cada instante del recorrido del viajero en sus vacaciones. Se trata de dar un nuevo significado a los lugares visitados en la vida del viajero.

El turismo de las emociones deja de lado el típico turismo de masas donde se visitan los lugares más conocidos y se observa todo de forma superficial. Ahora la propuesta es adentrarse en el lugar visitado y hacer que el propio viajero forme parte de aquel lugar que visita. De esta forma, ya no se trata de visitar un antiguo pueblo aborigen sino de conocer con detalle cómo vivían los aborígenes por ejemplo, ¡Reviviendo su forma de preparar la comida!

Los detalles lo son todo en el turismo experiencial. Cada ínfimo pedazo de realidad es lo que marcará la diferencia para hacer sentir al viajero dentro de su propia historia turística. El viajero pasa a convertirse en el protagonista de la historia que está conociendo. Esto sobre todo se refleja en aquellas actividades que, lejos de las aglomeraciones de personas, se acercan a las comunidades locales y su forma de vida. Así, el turista experiencial puede sentir el estilo de vida de las diferentes culturas que visita, su patrimonio, su arquitectura, su identidad, su gastronomía y todo lo que representa cada pequeña localidad.

Una tendencia que parece llegar para quedarse

Lo cierto es que los sectores turísticos apuestan cada vez más por este tipo de turismo para atraer a más público. Las experiencias mientras más personales y en grupos más reducidos mejor aceptación tienen. Además, este turismo emocional está cambiando los hábitos de consumo del turismo tal y como lo conocemos. En la actualidad, se ha convertido en una apuesta indispensable para fidelizar a los clientes además de captarlos.

Sin embargo, lejos de la competitividad turística, lo primordial dentro de este tipo de viajes es precisamente resaltar el valor de las iniciativas locales frente al turismo industrial. Así, el principal objetivo de este turismo es preservar la autenticidad local de las comunidades, su tradición y sus culturas y hacer partícipe al viajero en ellas.

No te lo pierdas y entérate de nuestras Sendas únicas.

¡Te subscribiste con éxito!