fbpx

Sendero de los Sentidos de Anaga

Sendaecoway » Senderismo » Sendero de los Sentidos de Anaga
Patricia

Patricia

Apasionada por hacer viajes donde envolverme de la cultura, naturaleza e historia de los diferentes lugares alrededor del mundo. Por eso te animo a que tú también puedas descubrir este sentimiento tan mágico, a través de las experiencias que ofrece de Senda Ecoway.

Si quieres conectar con las emociones que rodean a los senderos, pon todos tus sentidos alerta y no te pierdas todo lo que este camino tiene que ofrecerte.

En este post te presentamos uno de los senderos con más sentimiento de la isla de Tenerife el Sendero de los Sentidos.

Consiste en un tipo diferente de sendero con el que deberás de poner tus sentidos para apreciar la naturaleza que envuelve el Parque de Anaga.

Donde se encuentran los caminos

El sendero de los Sentidos se adentra en el bosque de laurisilva, conocido también como el monteverde, que se encuentra en el Parque Rural de Anaga

Este sendero forma parte de una red de senderos que comienzan en Cruz del Carmen, que en el pasado fue un Camino Real que conectaba a los pueblos de Anaga con la ciudad La Laguna. Por lo tanto, era la forma de hacer posible el intercambio de mercancías y productos agrícolas.

Cruz del Carmen ofrece un amplio parking gratuito y una oficina de información de todos los senderos disponibles en Anaga. Justo en frente de dicha oficina comienza este espectacular sendero. 

También, antes de realizar el sendero, puedes disfrutar de una magnífica vista panorámica de la ciudad de la Laguna desde el mirador que se encuentra en Cruz del Carmen.

Nota importante: debes saber que en la oficina de información puedes encontrar a tu alcance audio guías para la realización de este sendero. Aunque puedes realizarlo por tu cuenta si así lo prefieres.

Atrévete a Sentir

Lo más importante para poder descubrir la magia que envuelve este sendero se encuentra en tí, debes atreverte a Sentir y para ello tienes que dejar paso a tus Sentidos.

Este sendero recibe su nombre como Sendero de los Sentidos, debido a que mientras te vas adentrando en él puedes conocer su naturaleza a través de los sentidos del oído, el olfato, la vista y el tacto. 

A lo largo del camino encontrarás varias señales que te indican qué sentido deberás de potenciar. Las señales que puedes encontrar son dibujos de una mano, un ojo, una nariz y una oreja. 

Cuando te encuentres con una de estas señales, lo que debes hacer es pararte en ese lugar y utilizar, por ejemplo, el sentido del tacto para conocer cómo se siente tocar el musgo de los árboles de laurisilva o tal vez, utilizar el sentido de la vista para contemplar las increíbles ramificaciones de las raíces de los árboles que sobresalen del suelo. 

También podrás conocer la variedad de flora que rodea este bosque de laurisilva como los árboles de laurel, los aceviños o los viñátigos, así como también las plantas comunes de helechos, la hiedra, la morgalla o la capitana.

Nota importante: para el buen disfrute de todos los que deseen hacer este sendero, buena parte de este camino está se ha adaptado para las personas con movilidad reducida.

Explorando los Sentidos

El sendero de los Sentidos es un camino circular y que se puede realizar en un corto periódo de tiempo, ya que su duración se encuentra entre los 30 a 40 minutos. Por lo que, es ideal para realizarlo también con los más pequeños de la casa. 

También, debido a ser un sendero de dificultad baja no es necesario que seas un experto o experta en senderismo, ya que lo importante es vivir una nueva experiencia sintiendo su belleza natural.

Este sendero cuenta con tres cortos y sencillos trazados: 

Primer trazado: Despierta tus sentidos

Este primer trazado del camino es el más corto de los tres, ya que tan solo tiene una distancia de 350 metros

El tramo se sitúa al comienzo del sendero y ofrece una pasarela y una pequeña terraza de madera.

Segundo trazado: Déjate sorprender

Este segundo trazado del camino pertenece al Camino Real y tiene una distancia de 550 metros. Esta parte del sendero se caracteriza por su forma circular y su escaso desnivel. 

Durante el recorrido de este trazado encontrarás escalones esculpidos en el firme y en las alturas un puente y una pasarela de madera.

Tercer trazado: Lo que encierra el monteverde

Este tercer trazado es un poco más largo con un recorrido de 1.200 metros, ya que abarca los tos tramos anteriores.

Cuando llegues al final de esta parte del sendero te encontrarás con el mirador de LLano de los Loros, desde el cuál tendrás unas magníficas vistas de la ciudad de Santa Cruz y del Barranco y Presa de Tahodio. También, si coincide con un día bien soleado podrás divisar al fondo la isla vecina de Gran Canaria.

Nota importante: el desnivel de este tercer trazado del sendero y su pequeña exigencia, hacen que pueda ser un poco difícil de recorrer para determinadas personas, pero esto depende de las condiciones físicas especiales de cada uno. Sobre todo de personas mayores o movilidad reducida.

Como has podido ver, este sendero no consiste en un tipo cualquiera de caminos que recorrer en la isla de Tenerife. Te brindará la oportunidad de sentir el camino a través de oler, ver, tocar y oír la naturaleza que encierra… ¿Te gustaría sentir la experiencia y adentrarte en él? Adelante, déjanos un comentario sobre lo que te ha parecido este sendero.

Aviso importante: para tu mayor seguridad no te olvides de consultar el estado del sendero y así saber si está en las condiciones para realizarlo, ya que puede que se encuentre cerrado de forma parcial o total tras algún fenómeno meteorológico adverso.

ENCUENTRA TU EXPERIENCIA

Comparte tus momentos con Senda Ecoway

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *