El turismo experiencial es aquel turismo que se basa en las emociones y los sentimientos de los viajeros como eje de las actividades que se lleven a cabo. Este tipo de turismo ha entrado pisando fuerte en diversas áreas. Se trata principalmente de intensificar las experiencias vividas en cada viaje.

Las actividades que se ofrecen en el turismo experiencial tienden a ser poco convencionales y a convertir cada experiencia en única e inigualable. Sin embargo, ¿Se trata de una tendencia temporal o es una nueva forma de viajar que viene para quedarse?

El valor de las emociones como parte del viaje

Este tipo de turismo está enfocado principalmente a sentir cada instante del recorrido del viajero en sus vacaciones. Se trata de dar un nuevo significado a los lugares visitados en la vida del viajero.

El turismo de las emociones deja de lado el típico turismo de masas donde se visitan los lugares más conocidos y se observa todo de forma superficial. Ahora la propuesta es adentrarse en el lugar visitado y hacer que el propio viajero forme parte de aquel lugar que visita. De esta forma, ya no se trata de visitar un antiguo pueblo aborigen sino de conocer con detalle cómo vivían los aborígenes por ejemplo, ¡Reviviendo su forma de preparar la comida!

Los detalles lo son todo en el turismo experiencial. Cada ínfimo pedazo de realidad es lo que marcará la diferencia para hacer sentir al viajero dentro de su propia historia turística. El viajero pasa a convertirse en el protagonista de la historia que está conociendo. Esto sobre todo se refleja en aquellas actividades que, lejos de las aglomeraciones de personas, se acercan a las comunidades locales y su forma de vida. Así, el turista experiencial puede sentir el estilo de vida de las diferentes culturas que visita, su patrimonio, su arquitectura, su identidad, su gastronomía y todo lo que representa cada pequeña localidad.

Una tendencia que parece llegar para quedarse

Lo cierto es que los sectores turísticos apuestan cada vez más por este tipo de turismo para atraer a más público. Las experiencias mientras más personales y en grupos más reducidos mejor aceptación tienen. Además, este turismo emocional está cambiando los hábitos de consumo del turismo tal y como lo conocemos. En la actualidad, se ha convertido en una apuesta indispensable para fidelizar a los clientes además de captarlos.

Sin embargo, lejos de la competitividad turística, lo primordial dentro de este tipo de viajes es precisamente resaltar el valor de las iniciativas locales frente al turismo industrial. Así, el principal objetivo de este turismo es preservar la autenticidad local de las comunidades, su tradición y sus culturas y hacer partícipe al viajero en ellas.

El mundo se mueve cada vez más deprisa. Desde muy pequeños, somos aleccionados en cuanto a vestirnos rápidamente, terminar rápido los deberes o incluso, muchas veces sin quererlo, a comer deprisa y corriendo para adaptarnos a una rutina siempre envuelta en la celeridad de las cosas.

Ante toda esta vorágine del día a día, y concretamente, en el ámbito de la alimentación, hace ya más de un cuarto de siglo, surgió con fuerza el movimento Slow food, o lo que es lo mismo, el arte de comer con atención, valorando en especial la calidad y, por lo tanto, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas, los ingredientes y el modo de cocinarlos.

El pasado 24 de septiembre se clausuró en Turín el Salón del Gusto 2018, organizado por este movimiento. Desde la milpa mexicana hasta la dieta de los Masái en Kenia, los pueblos indígenas llevaron a esta feria su idea de alimentación saludable como antídoto a las enfermedades del siglo XXI, algo que llevan poniendo en práctica desde tiempos inmemoriales.

Un movimiento presente en 160 países

El movimiento Slow Food surgió en 1986 a iniciativa del italiano, Carlo Petrini, y un grupo de activistas con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena alimentación, el placer gastronómico, así como un ritmo de vida lento.

Tras dos décadas de historia, el movimiento ha evolucionado para dar cabida a una aproximación global sobre la alimentación, que reconozca las fuertes relaciones existentes entre nuestros alimentos, las personas que los producen, nuestro planeta, la política y la cultura. Hoy Slow Food representa un movimiento global que implica a miles de personas y proyectos en más de 160 países.

Responsabilidad a la hora de comer

El movimiento Slow Food trabaja por prevenir la desaparición de culturas y tradiciones alimentarias locales, para contrarrestar el auge de los ritmos de vida acelerados y para combatir el desinterés general sobre los alimentos que se consumen, su procedencia y la forma en la que nuestras decisiones alimentarias afectan el mundo que nos rodea.

Si conocemos el origen de nuestros alimentos, las personas que los producen y los métodos de producción, tanto los niños como los adultos aprenderemos a combinar el placer con la responsabilidad en nuestras elecciones diarias, así como a apreciar el impacto social y cultural de la alimentación.

Cómo educar el sentido del gusto

Slow Food tiene en marcha numerosos proyectos educativos en varias partes del mundo que difieren de la mayoría de programas de educación alimentaria, ya que se basan en la idea de que la alimentación es un sinónimo de placer, cultura y convivencia. Estos proyectos están organizados para audiencias diversas, desde niños hasta adultos, pasando por profesores, socios de Slow Food y público en general. Algunos de ellos son: huertos escolares, degustaciones guiadas, visitas a granjas, intercambio generacional de conocimientos, talleres prácticos y comidas con productores. Además, Slow Food abrió en Italia la Universidad de Ciencias Gastronómicas en 2004 para ofrecer una perspectiva global sobre el mundo académico de la alimentación.

Comida buena, limpia y justa

El principal objetivo del movimiento Slow Food es que todos podamos acceder y disfrutar de una comida buena para nosotros, para quienes la producen y para el planeta, oponiéndose a la estandarización del gusto y de la cultura y al poder ilimitado de las multinacionales de la industria alimentaria y la agricultura industrial.

Sus tres principios básicos son:

• Bueno: alimentación sabrosa y fresca de temporada que satisfaga los sentidos y forme parte de la cultura local.

• Limpio: producción y consumo de alimentos que no perjudiquen el medio ambiente, el bienestar animal o la salud humana.

• Justo: precios accesibles para los consumidores y justas retribuciones para los productores.

Este movimiento trabaja por numerosas partes del mundo para proteger la biodiversidad alimentaria, crear vínculos entre productores y consumidores y concienciar a la sociedad de los asuntos urgentes que afectan a nuestro sistema alimentario. Y es que… Alimentarse de forma sostenible y respetuosa con nuestro entorno siempre es una opción a nuestro alcance.

El surf es para muchas personas una filosofía de vida muy relacionada con el respeto a la naturaleza. En nuestra memoria colectiva nos hemos formado una imagen idílica compuesta de playas paradisiacas y de gente sana, equilibrada y conectada con la naturaleza. Sin embargo, si ampliamos esta imagen, podremos apreciar sus imperfecciones. Alrededor del mundo del surf existe una industria perfectamente engrasada que factura miles de millones y que, salvo excepciones, poco se preocupa del medio ambiente. Si queremos practicar surf y, al mismo tiempo, respetar nuestro entorno debemos tener en cuenta varios factores.

¿Cómo se practica surf responsable?

Lo primero es detenerse y analizar la composición de los materiales del equipo que utilizamos: la tabla, el traje de neopreno y todos aquellos productos que sirven para mantenerlos en buen estado.

  • Tablas de surf: Estas tablas suelen fabricarse de manera convencional con tres ingredientes principales que son un núcleo de espuma recubierta por fibra de vidrio y resina de poliéster para endurecerla. Estos materiales hoy en día se están sustituyendo por materiales biodegradables y ecológicos a partir de almidón como la papa, el plátano o el trigo. También se están utilizando a menudo sucedáneos del cáñamo, el aceite de algas o el agave para conseguir una espuma de fibra de vidrio sostenible.
  • Trajes de neopreno: El neopreno es un material bastante tóxico para el medio ambiente ya que proviene de la industria petroquímica y contiene PVC (Polivinilo clorado). Para conseguir que los trajes sean más ecológicos se utiliza cada vez más materiales a base de plantas para conseguir el mismo acabado elástico y térmico.
  • Ceras o parafinas: Las parafinas con las ceras que se utilizan para mantener las tablas de surf antideslizantes y que el deportista no resbale al ponerse de pie sobre ellas. Esta sustancia es muy dañina para los organismos marinos porque también proviene de aceites sintéticos de la industria petroquímica. Sin embargo, actualmente se conocen diversas marcas de parafina biodegradable y ecológica a base de soja por lo que no dejan ningún residuo tóxico en el océano.

Cuando realizamos un deporte acuático es indispensable el uso de protector solar para prevenir las quemaduras solares. Este tipo de productos normalmente contienen numerosos componentes químicos que, a pesar de que ayudan a proteger nuestra piel, pueden resultar muy negativos para el entorno natural. De hecho, el consumo de cremas solares está relacionado con la generación de alergias y el blanqueamiento de los corales además de afectar a la vida de más flora y fauna marina.

Y es que aunque no se trate de un material de equipamiento deportivo, en este caso también hay maneras de conseguir que se reduzca el impacto sobre el medio ambiente. Estamos hablando de las cremas protectores ecológicas y biodegradables que no contaminan el mar.

Por suerte, en Canarias ya existen empresas que se dedican a fabricar todo el equipo necesario para practicar este deporte acuático desde el respeto al medio ambiente. Por esta razón, no te será difícil encontrar el material que necesitas si lo buscas en el lugar adecuado.

En Senda Ecoway valoramos con fuerza nuestro medio natural y su conservación. Por esta razón, nuestro compromiso es siempre ofrecer experiencias únicas en sintonía con la sostenibilidad. Nuestro objetivo es practicar Turismo de Autor y Sostenible todo en uno.

El verano y sus experiencias vividas están íntimamente ligados a las vacaciones, el ocio, el disfrute de mayores y pequeños que se encuentran con horas y horas de regalo para disfrutar.

Si nos concentramos un poco, todos podemos sentir aún las mariposillas en el estómago de la vuelta al cole, el reencuentro con los amigos y los nuevos profesores y retos.  Es habitual que sintamos esa mezcla de novelería con frustración al reconocer que vuelve la disciplina y la rutina a nuestras vidas mientras queda atrás el maravilloso “asilvestramiento” de los eternos días veraniegos.

Experiencias únicas e inolvidables en familia

Se acerca el día de empezar el cole y es precisamente en ese instante cuando hacemos un repaso mental, un inventario íntimo de si hemos estado a la altura de nuestra necesidad de tener un verano como ninguno.

Más allá de viajes lejanos, en ocasiones decidimos disfrutar de la época estival en nuestra tierra. Este año, me quedo con las experiencias únicas que he vivido.  Entre todas ellas hay grandes conversaciones, eternos aperitivos y magníficos atardeceres, y voy a destacar una que me sorprendió. Este verano pude disfrutar de nadar con tortugas junto a toda mi familia con la senda Snorkelling con tortugas y mantarrayas.

Esta sí que fue una experiencia que destacó entre todas las demás por muchos motivos. El principal es que se trataba de algo que nunca había hecho antes y que, siendo sincera, no sabía que se podía hacer en las aguas de Tenerife.  La sensación de nadar con estos animales, respetándolos y admirándolos en su comportamiento libre, no tiene precio.

Además, durante la actividad el instructor que nos acompañó nos transmitió su pasión por el buceo, por la fauna y el respeto a los fondos marinos. Esto sin duda alguna contribuyó a que nos sintiéramos especiales nadando con nuestras queridas tortugas tinerfeñas. Sabemos que algún día migrarán, pero ahora ya forman parte del verano de una familia y ¡eso es algo que se recuerda siempre!

Arranca el cole, y con él enfilamos el otoño, los días se acortan y temporalmente abandonamos nuestros bañadores. Sin embargo, tanto mi familia como yo estaremos pendientes de las nuevas propuestas de la temporada para seguir disfrutando de experiencias de Turismo de Autor sin igual.

¿Necesitas un día para dejar atrás el estrés de la rutina? Eso es lo que te proponemos con esta senda de autor para dos personas: Spa Buenavista. Sorprende a tu pareja y déjate seducir por la hidroterapia de este circuito termal acompañado de bebidas detox y fruta.

Un Spa en el interior del municipio paradisíaco de Buenavista del Norte

Esta senda de Turismo de Autor tiene lugar en el Hotel Meliá Hacienda del Conde que se encuentra dentro del municipio tinerfeño Buenavista del Norte. Este municipio tradicionalmente agrícola cuenta con uno de los tres sectores geológicos más antiguos de Tenerife: el macizo de Teno. Este espacio natural está formado a partir de las emisiones de múltiples coladas de lava volcánica.

Además de contar con un paisaje volcánico singular, Buenavista del Norte también posee una zona costera repleta de calas paradisíacas como la Arena, Blancajil, Los Barqueros, La Ballenita y la Punta de Teno.

Hidroterapia para huir del estrés del día a día

Esta senda está pensada para aquellos que quieran aliviar las tensiones de la rutina diaria como el trabajo y la familia. Durante todo el recorrido tú y tu pareja se adentrarán en un mundo de paz y tranquilidad que durará desde las 11:00 de la mañana hasta las 19:00 de la tarde.

Se trata de un circuito termal YHI SPA en el que disfrutarás junto a tu pareja de todo un día de bienestar gracias a la combinación de las piscinas de hidroterapia, la sauna y el baño de vapor. La hidroterapia es conocida desde la Antigüedad por sus múltiples virtudes terapéuticas que mejoran las dolencias óseas, musculares y circulatorias. Además, esta terapia termal también mejora trastornos como la ansiedad, el agotamiento mental y el estrés.

El Spa se compone de elegantes espacios que combinan en armonía para dar crear un ambiente idóneo para el bienestar y la relajación saludable. Durante el recorrido podrás disfrutar de piscinas dinámicas, duchas bitérmicas, hidromasajes, una sauna, un baño de vapor y, también, una fuente de hielo.

El contraste térmico fomenta la regeneración cutánea y mejora la circulación además de producir un efecto calmante en todo el organismo. Además, la acción de esta combinación de temperaturas se ve favorecida por el consumo de una bebida detox incluida en la senda que te ayudará a mantener el cuerpo hidratado al mismo tiempo que eliminas toxinas. También tú y tu pareja podrán disfrutar de una selección de fruta fresca para degustar durante el recorrido del circuito.

 

Hacer snorkel nunca será lo mismo para ti con esta senda única: Snorkeling con tortugas y mantarrayas. Esta senda de Turismo de Autor ha sido creada al mínimo detalle para aquellos amantes del mar que apreciarán los parajes naturales de Arona en Tenerife así como a sus habitantes marinos. Disfruta de una experiencia inolvidable reservando esta senda: Podrás nadar y bucear junto a tortugas y mantarrayas en los Acantilados de El Palmar.

Avistamiento de la fauna marina de Arona

La actividad comienza en el Puerto de las Galletas donde nos reuniremos un grupo reducido de participantes de 10 personas como máximo que nos embarcaremos hacia nuestra aventura.

Las Galletas es un municipio tinerfeño que cuenta en su superficie con una gran cantidad del espacio de la Reserva Natural Especial del Malpaís de la Rasca y el Monumento Natural de la Montaña de Guaza. Por esta razón, el Muelle de las Galletas que es famoso por ser un puerto pesquero y deportivo, es el lugar idóneo para embarcarse hacia este paraje natural repleto de paisajes volcánicos y calas naturales.

El recorrido por esta zona protegida durará 30 minutos que nos servirán para apreciar los hermosos paisajes de sus alrededores. De hecho, contaremos con un guía experto que nos explicará datos y curiosidades acerca de este entorno protegido al que no pueden acceder embarcaciones grandes.

Tras la visita a la Reserva Natural del Malpaís de La Rasca llegaremos a nuestro destino: los Acantilados de El Palmar. Esta zona de Arona se considera un lugar privilegiado para el avistamiento de aves autóctonas debido a la gran cantidad de ellas que anida allí. Nuestro guía especializado en la flora y la fauna canaria nos ofrecerá explicaciones sobre estos animales mientras los vemos en su hábitat natural. Recomendamos llevar prismáticos a la actividad para poder disfrutar mejor de esta experiencia.

Llegados a este punto dará comienzo nuestra aventura marina. No es necesario que lleves nada especial para hacer snorkel en este punto ya que todo el equipamiento está incluido en la senda. El guía repartirá las gafas de buceo, las aletas y el traje de neopreno a todos los participantes para que estén adecuadamente preparados y seguros para entrar en el agua. Con el traje de neopreno se facilita la estabilidad en el interior del mar además de la comodidad y seguridad de cada uno de los participantes. Además, está especialmente indicado para realizar actividades submarinas porque conserva mejor el calor corporal de las personas durante la inmersión.

Antes de sumergirnos en las costas de Arona, el guía se asegurará de que no haya ningún participante inexperto que no haya realizado snorkel con anterioridad. De ser así se encargará personalmente de ofrecer una formación gratuita a bordo para el manejo de todo el equipamiento.

Cuando todos los participantes estén preparados y formados será el momento en el que entraremos en el agua. El guía ha estudiado previamente el momento idóneo para realizar la inmersión y avistar al mayor número de tortugas y mantarrayas.

Entre la biodiversidad de la fauna que podrás avistar se encuentran las mantarrayas de variedad “obispo” y las tortugas bobas. Además, podrás ver también bancos de peces de diferentes especies como bogas, fulas, viejas y sargos.

Una experiencia fuera de lo común y con reportaje fotográfico de regalo

Esta senda de autor no sólo cuenta con todo el equipamiento de snorkel incluido sino que, además, te llevarás un reportaje fotográfico de regalo para que nunca olvides ese día junto a tu familia y amigos. El reportaje está valorado en 20€ y se ofrece de forma gratuita a los participantes para que conserven un recuerdo de calidad de la experiencia.

Nuestro objetivo es que disfrutes de un día único desde el turismo sostenible. Por esta razón, tenemos como valor prioritario el disfrute de la senda con el mayor respeto hacia el ecosistema marino y sus integrantes. Este es el motivo por el que la senda se realiza en grupos reducidos para que puedan mantener la distancia necesaria con los animales y minimizar así el impacto en su medio natural.
La protección del medio ambiente y el respeto hacia la flora y fauna marina forma parte indivisible del compromiso y responsabilidad de Senda Ecoway.

Cetáceos Excoexperience es una nueva Senda de Turismo de Autor creada para los que buscan experiencias genuinas y recomendada específicamente para los viajeros más exigentes. ¿A qué esperas para llamarnos y reservar esta senda? Podrás escuchar los sonidos de las ballenas y otras especies, siempre acompañado y guiado por un biólogo, en la mejor zona de Europa de avistamiento de cetáceos: la costa de Adeje en Tenerife.

Cetáceos Ecoexperience: Escucha a las ballenas mientras se comunican

El punto de partida es el Puerto Colón situado en La Playa de las Américas, sur de Tenerife. Durante toda la experiencia, que dura tres horas y media, contarás con el apoyo y los conocimientos de un biólogo quien, no solo te explicará todo lo que necesitas saber sobre la fauna marina sino también cómo te puedes relacionar con el medio para que tu presencia sea respetuosa y sostenible.

La  Senda se desarrolla por Costa Adeje, considerada como la mejor zona de Europa avistamiento de ballenas y la tercera en todo el mundo. Allí tendrás la oportunidad de disfrutar con la presencia de más de 20 especies de cetáceos.

En un momento dado de la travesía, el biólogo introducirá en el agua un micrófono supersensible o el hidrófono con el que poder escuchar los sonidos del fondo marino. Así es como captar la comunicación entre ballenas, delfines y demás cetáceos que estén próximos a tu ubicación.

Snorkeling en el Puertito de Armeñime

Esta experiencia de turismo de autor irá  cobrando intensidad y no nos conformaremos con avistar y escuchar a los cetáceos sino que también proponemos a nuestros visitantes que se sumerjan en el agua y practiquen snorkel alejados de la zona de avistamiento de cetáceos.

A continuación  el grupo se dirigirá hacia el Puertito de Armeñime donde podrás darte un baño en un paraje natural singular y ver a las tortugas marinas que residen en la zona.

El experto en biología con el que contaremos nos hará de guía para explicarnos cómo es el medio natural de estos animales y nos indicará cómo realizar snorkel de forma segura e idónea para no increpar a las tortugas en su entorno.

Todo el material necesario para realizar la actividad como las gafas y el tubo de snorkel te lo proporcionarán antes de la salida del puerto. Sin embargo, además de esto, también tendrás incluido un pequeño picnic compuesto por bebidas, snacks y fruta.

Uno de los puntos más importantes a destacar es que se trata de una actividad sumamente respetuosa con el medio ambiente. Ser responsables con el medio marino a explorar es parte fundamental de esta actividad ya que sus organizadores son activistas en conservación de ballenas. Por nuestra parte, ser responsables con todo el medio ambiente en general forma parte inherente del compromiso de Senda Ecoway.

La vida está llena de situaciones inesperadas y en continuo cambio. Por eso es tan importante disfrutar de los pequeños momentos junto a los que más quieres porque compartir experiencias junto a ellos no tiene precio. Si quieres hacer pasar a tu pareja una tarde especial hay numerosas actividades para conseguirlo. En la isla de Tenerife una de ellas es una velada romántica catando los mejores vinos de la localidad mientras ves la puesta de sol con el Teide como panorama. ¿A que suena bien?

Wine with a view: una velada romántica para todos tus sentidos

La senda Wine with a view es una actividad perfecta para realizar en pareja y desconectar del día a día. Si a ti y a tu pareja les gustan los vinos y el buen maridaje, esta senda es una opción inigualable. Siéntete como en un viñedo francés sin salir de Canarias y con el mejor vino local.

La actividad consta de una visita guiada a la Bodega El Monje en Tenerife donde ambos degustarán los mejores vinos de elaboración propia. Un exquisito recorrido de sabores a través de sus históricos viñedos que será una delicia incluso para los más exigentes.

Tras la cata de vinos producidos en la bodega, el guía les proporcionará una cesta de mimbre en cuyo interior habrá un picnic específicamente preparado para degustar bajo el atardecer. La cesta incluye una botella de vino tinto joven producido en la misma bodega, un queso semicurado de gofio también producido a nivel local, en Guía de Isora, además de pan y enseres como sacacorchos, servilletas y platos para disfrutar de cada detalle.

El broche final de la cata de vinos

El picnic se completa con una recomendación de los mejores rincones de Tenerife donde ver la puesta de sol con el Teide de fondo. Se les proporcionará una ruta donde se encuentran todos esos rincones desde el lugar de la bodega, el municipio de El Sauzal, hacia el mirador del Teide.

Se trata de pequeños rincones de la isla especialmente escogidos por su entorno y sus vistas. Podrás elegir junto a tu pareja el mejor rincón para ustedes y visitarlo. Desde allí podrán disfrutar de una buena copa de vino con el mejor maridaje local, el queso semicurado de gofio y el pan. Un sinfín de sensaciones donde los sentidos se agudizan para deleitarse con los aromas de frutas rojas, cenizas y anises del vino y el potente sabor del queso de Guía de Isora.

Si eres amante del vino y de los quesos y la naturaleza canaria esta es tu senda. Disfruta de una tarde diferente junto a tu pareja donde la mezcla de colores del atardecer con el Teide como corona hará de la experiencia un recuerdo imborrable.

Recientemente he conocido la asociación Cittaslow, una idea que nació hace dos décadas en una pequeña ciudad de la Toscana. Esta interesante iniciativa es una asociación que une la filosofía del slowfood, la ecogastronomía, con las ciudades; promulga considerar la ciudad en sí misma como un elemento definitivo en la calidad de vida de las personas y por tanto en su felicidad. Obvio, ¿verdad?

Son ideas que realmente se pueden definir “de sentido común”; este tipo de conceptos surgen en un momento histórico en el que todo el mundo habla de “un cambio de paradigma” ¿El desarrollo es posible desde la lentitud, desde la calma?

En una sociedad en la que todo lo valioso es material o redondo ( véase futbol ;-), todo nos arrastra a lo vacuo, subsistir desde lo intangible, desde el mundo de las ideas, de los valores, se hace toda una hazaña.

Estos responsables, -seguramente alcaldes- que deciden asociarse a Cittaslow, que están atraídos por recuperar, poner en valor y proteger un estilo de vida, una vida calmada, lenta y silenciosa; se han cuestionado en algún momento, lo realmente esencial y han valorado lo importante de saber parar, de contemplar, de ver más allá, han cuestionado lo que realmente les ha hecho felices.

Para todo eso hace falta detenerse. Tomar consciencia de la sucesión de las estaciones, de valorar el trabajo hecho con las manos (realmente hecho con el corazón; la artesanía), el valor del arte, la autenticidad de los productos, el valor de una buena comida o un buen vino…
A todo esto yo lo llamo cultura.

Saber oler.
Saber degustar.
Saber mirar.
Saber disfrutar.

Desde Senda entendemos que el desarrollo desde estos valores SÍ es posible. Estas son las claves que nos mueven y también, por supuesto el contribuir con nuestro grano de arena en la alegría de una vida hecha a base de la suma de experiencias que valen la pena.

El Macizo de Anaga es un lugar mágico. Un paraje natural espectacular al que no le faltan leyendas e historia y que se encuentra enclavado en uno de los lugares más bellos de Tenerife.

Está a una altitud idónea para recibir los vientos alisios, responsables del buen clima de Canarias y que, en esa zona en particular, contribuyen a bañar de humedad la exuberante vegetación de sus bosques de laurisilva.

¿Sabías que esta zona de más 14.000 hectáreas fue declarada Reserva de la Biosfera en 2015?

Adentrarse en sus bosques es viajar a otra época, tener la sensación de haber descubierto una isla virgen propia de una película de Spielberg. Una gran variedad de micro-ecosistemas o hábitats naturales se desarrollan por un total de nueve valles que datan de finales del Terciario. Éstos pueden llegar a presentar desniveles de hasta 700 metros y, en no pocas ocasiones, discurren por ellos pequeños riachuelos.

El Macizo de Anaga es una de las zonas más ricas en descubrimientos arqueológicos de Canarias. Existe un yacimiento aborigen usado en su tiempo para prácticas de momificación. No en vano se han encontrado varias momias en la zona, tanto de personas como de animales. Por otro lado existe una destacable muestra de grabados rupestres, bien sobre piedras al aire libre o bien en las paredes de cuevas.

Anaga evoca todo tipo de emociones y da rienda suelta a la imaginación de aquellos que se adentran en sus valles, bosques y montañas. Existen numerosas leyendas que se transmiten de generación en generación. Brujas, piratas y tesoros, animales singulares, milagros, etc., protagonizan las más variopintas historias y leyendas. ¿Qué tendrán de cierto?

Como sabes, en Senda Ecoway nos gusta ofrecer las mejores experiencias, aquellas que sabemos que te dejarán un recuerdo imborrable. Aquellas experiencias que repetirías y que sabemos que recomendarías sin dudar a familiares y amigos.

Y nuestra senda Montes de Anaga – Taborno es fiel reflejo de ello. Un recorrido por lo mejor del Macizo de Anaga con un guía profesional que te asegurará que no te pierdes nada. Desde una interpretación geológica e histórica de la comarca, hasta los puntos con las vistas más espectaculares hacia el mar y hacia la montaña.

Sabemos que lo disfrutarás, como ya han hecho muchos. ¡Anaga con Senda Ecoway es para ti!

¡Vive esta experiencia inolvidable!

¡Estamos de enhorabuena! El área de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Cabildo de Tenerife junto a la Cámara de Comercio de Santa Cruz, concedieron a Senda Ecoway el certificado Empresas + Sostenibles.

Arrancamos no hace aún un año y poco a poco vamos alcanzando objetivos. Nos hemos mantenido firmes y fieles a nuestros valores, pese a las dificultades económicas que todo inicio de actividad lleva siempre asociadas. Creemos en el Turismo Sostenible y predicamos con el ejemplo.

Descartamos ideas porque se desvían de nuestra divisa y, pese a ello y, con mucho esfuerzo por parte de nuestro equipo, hemos conseguido crear un amplio catálogo de experiencias únicas que sigue en crecimiento. En la concepción de éstas hemos apostado desde el inicio por no sólo hacer que disfrutes como nadie, sino que lo hagas con el máximo respeto por el medio ambiente. Experiencias únicas porque son distintas, originales, porque combinan lo mejor en un único producto concebido para ti.

Avanzamos porque creemos y creemos porque avanzamos. Nos mueve una fe ciega en lo que hacemos y el saber que el turismo sostenible es posible.

Nuestro agradecimiento a todos aquellos clientes que como tú han creído en nosotros y al Cabildo de Tenerife y la Cámara de Comercio de Santa Cruz por la concesión del certificado Empresas + Sostenibles, del que nos sentimos enormemente orgullosos.

Queremos también felicitar a las otras 17 iniciativas que, como nosotros, han recibido su certificado.

¡Seguimos!

Montar a caballo es emocionante. Gusta o da respeto. O las dos cosas. Pero siempre es una actividad que genera todo tipo de emociones. La libertad, la sensación de comunión con el animal, la sensación de dominio, de control, de diálogo con el caballo

Un paseo a caballo es, sin dudarlo, una de las expresiones más intensas que nos depara la Naturaleza.

Lo que no sabíamos es que un paseo en caballo tiene muchos beneficios para la salud, tanto físicos como psicológicos. ¡Quién nos lo iba a decir!

Por un lado, nos ayuda a corregir hábitos posturales erróneos. La tradicional postura erguida que debemos adoptar contribuye además a mejorar nuestro equilibrio vertical y horizontal. También nos ayuda a regular nuestro tono muscular y, por si fuera poco, favorece nuestra circulación sanguínea. ¿Lo sabías?

En el ámbito psicológico, un paseo a caballo rebosa beneficios. Saberse en control de un animal de más de 600 kilos que puede alcanzar velocidades de hasta 50 km/h constituye toda una inyección de confianza y autoestima. La concentración y atención que debemos prestar son además un excelente ejercicio para nuestro cerebro, mejorando nuestra memoria y capacidad de aprendizaje.

Y si a todo esto le añadimos que el paseo discurra campo a través, tenemos una experiencia única para dejarnos como nuevos después de una semana de estrés o de monotonía.

En Senda Ecoway no tenemos una, ni dos… ¡sino tres! experiencias únicas en torno a la equitación. Nuestra experiencia Horse Rider te lleva por Santiago del Teide y pone la guinda con un fabuloso almuerzo canario completo. Su variante Horse Rider Plus, prolonga el paseo hasta tres horas y, como no podía ser de otra manera, finaliza con un picoteo. Una y otra experiencias son ideales para amigos o familias. Como tú quieras.

A Caballo por “El Manchón” es nuestra tercera experiencia equina. Ésta se ofrece en un formato muy similar a las ya indicadas. La diferencia es la ruta, que en esta ocasión, discurre por los montes de La Laguna y Tegueste, en Tenerife. Una experiencia única que recomendamos para parejas y que también culmina con comida canaria.

¿Qué mejor manera de desconectar y recuperar cuerpo y mente?

No queremos vivir nuestros paseos al 50% de descuento.  Menos aún querríamos vivir una sesión de foto familiar con un descuento de temporada del 30% o una experiencia única que nos publiciten con una promoción de hasta el 75% de descuento.

Y es que, las vivencias no entienden de rebajas. Disfrutar no tiene descuento, todo lo contrario, cuanto más esfuerzo se pone, más conseguimos desconectar y poner nuestras mentes y nuestros sentidos en vivir con intensidad la actividad que llevamos tiempo planeando.

Hace unos días leíamos este titular: “Los viajeros ya no son turistas, son exploradores en busca de experiencias“, publicado en Technohotel News el 12 enero 2018.

No podemos estar más de acuerdo con esta afirmación, y añadiríamos más. No sólo los turistas; todos somos exploradores en busca de experiencias, pero es cuando viajamos cuando nos centramos en nosotros mismos y en vivir con la mayor intensidad.

Les invitamos a poner la misma pasión descubridora en el día a día. Cualquier momento puede vestirse de Experiencia Única si aplicamos nuestros sentidos a vivirlo intensamente.

Por tanto, olvidémonos de las rebajas No miraremos el precio de nuestras vivencias, porque cuanto más alto es el valor, ¡más nos sentiremos llenos de vida!

Se acabó la Navidad, los Reyes, las minivacaciones que algunos se han tomado y otros no. En cualquier caso unos y otros nos hemos dejado imbuir, como todos los años, por ese espíritu navideño que nos lleva a trabajar a una especie de medio gas.

Todo comienza con los niños de San Ildefonso, con su repetitivo cántico de números y euros que, lejos de molestar, se adentra ilusionante en oficinas, casas, bares, tiendas. Por doquier. Parece haberse constituido en la señal inequívoca que, un año más, nos dice “ya está aquí la Navidad”.

Cenas y almuerzos de empresa y familiares se unieron al movimiento, junto a los escaparates y la iluminación callejera que hacía ya unas semanas habían asomado en el escenario para ponernos a calentar motores.

Fin de año y, después, Los Reyes Magos. ¿Te regalaron alguna experiencia única de Senda Ecoway? Una última visita a tiendas y grandes almacenes para cambios o devoluciones nos mantiene aún unidos por un hilo a aquéllas dos o tres semanas mágicas.

Pero se acabó. Iniciamos ya la segunda semana post-fiestas. Y el trabajo ha recuperado ya su protagonismo habitual. Nos requiere un gran esfuerzo de puesta al día. La rutina vuelve a ocupar su lugar en nuestra agenda. Todo vuelve a su sitio.

De cada uno depende hacer de los problemas laborales, el estrés que vuelve a emerger, las prisas y la consabida rutina, una oportunidad para encontrar y disfrutar de nuevas experiencias. Porque existe el tiempo libre. ¿Y tú, qué haces con él?

Desde Senda Ecoway podemos certificar ya que una nueva ola de descubridores de experiencias únicas ha apostado por mantenerse muy activa después de Navidades. Han querido poner experiencias en su vuelta a la rutina.

Nuestra Brinco Experience en bicicleta eléctrica de montaña por Buenavista y Los Silos es de las preferidas. El Weekend Brunch en el Auditorio de Tenerife no se queda atrás. Un momento ideal para disfrutar de un exquisito picoteo en familia o con amigos al pie del auditorio y junto al mar.

La experiencia Wine with a View coge ritmo y, por otro lado, ya tenemos un grupo que ha optado por disfrutar en los próximos días del patrimonio histórico lagunero y sus mejores tascas en invierno, con nuestra experiencia World Heritage. El mejor momento.

Pero, por encima de todo, lo que importa es cómo quieras aprovechar tú tus ratos libres, tus fines de semana. En familia, con amigos, para relajarte, para hacer deporte, para adentrarte en bosques y estar en contacto con la Naturaleza. Se trata de echarle un poco de vida a la rutina. Un poco de sal. Una experiencia. Es el mejor momento.

¿Y tú, cuánta sal vas a echar a tu rutina? ¿Cuál va a ser tu experiencia más única?

Ansiosos todos de vivir algo especial, algo único, buscamos más allá de nuestras fronteras, de nuestras posibilidades, incluso de nuestra tan manida “zona de confort”, pero entonces llega la época navideña y nos pega a lo nuestro y nos enseña que la experiencia más única, la experiencia de todas las experiencias es la Senda de tu vida.

Vivir nuestra vida, nuestro día, con intensidad. Disfrutar de la sonrisa que te regala alguien a quien quieres más que a ti mismo es una aventura que debe transportarnos a remotos lugares exóticos. Cantar una canción ligera llena de “tralalalaralas” porque no te acuerdas de la letra y que unos ojos legañosos te miren con un guiño al borde de la risa. Escuchar el jaleo de un desorden que de repente se te antoja entrañable. Estas son experiencias únicas, experiencias efímeras que pasan por delante de nosotros, nos regalan los mejores momentos y los convierte en nuestra mejor Senda.

Echar de menos a quien no tenemos ya, pensar en que hay personas llenas de infelicidad y en lo injusto que a veces es este juego, debe remover nuestro espíritu y llevarnos a actuar y también convertir en experiencia la solidaridad con los demás.

Esta Navidad, igual que todas las otras, nos pone a todos en modo reflexivo y de encuentro con la familia, y no quiero dejar escapar la ocasión para compartir la particular visión de la vida que transmite SENDA ECOWAY: Experimenta, descubre, conecta, respeta, colabora, comparte, recicla y sobretodo, ¡vive!.

Porque la experiencia más única es la Senda de tu Vida, ¡déjanos compartirla contigo!

De acuerdo con la Trend Compass 2050 desarrollada por la prestigiosa consultora Kjaer Global, las tendencias que marcarán nuestras vidas en el horizonte de los próximos treinta años, vendrán marcadas por ocho conceptos, sin los cuales es imposible entender la supervivencia y el progreso del ser humano e iríamos de cabeza hacia un futuro distópico.

La pluralidad y transparencia, la ética y privacidad a la hora de diseñar, el espíritu emprendedor y nuevos modelos, la sostenibilidad y cambio sistémico, la experiencia humana y espiritualidad, la autenticidad y cultura, la finalidad y empoderamiento personal y la creatividad y experiencias son las constantes que marcarán la evolución del ser humano hacia un futuro mejor, hacia el futuro que queremos.

No es casualidad que actualmente las experiencias sean el motor que impulsa el atractivo de muchos destinos turísticos (y lo siga siendo en el futuro). Pero no todas las experiencias son iguales. En primer término están las experiencias que derivan del paisaje, de la condición física del territorio. El baño en un playa de arena negra a 26 grados en pleno invierno es, por sí misma, una experiencia excelente para un nórdico. Son las experiencias que hasta ahora han funcionado en la mayoría de los destinos y que representan un valor seguro para el visitante; pero que cuentan con la constante amenaza del deterioro del territorio por la acción humana y el cambio climático.

Y luego están las experiencias que solo puedes vivir si te llevan de la mano, las que no solo te dan una perspectiva más auténtica del lugar que visitas, sino que te hacen entender el suelo que pisas. Las que conservan la esencia y son respetuosas con el territorio. Las que están en nuestro cuaderno de bitácora y son señaladas por nuestra brújula.

Estas últimas, son las que nos interesan y las que, día a día, suponen un reto para nosotros. Con ellas buscamos que te sumerjas en olores, sabores, colores, texturas y sonidos para que puedas quedarte con una visión auténtica y singular de Canarias.

Así, nuestras razones para crear y ofrecerte experiencias están más cerca de construir un futuro imaginado al calor de vivencias inmersivas e hiperrealistas, que de la puesta en marcha de un determinado modelo de negocio. Más cerca de las tendencias globales que de las rutinas locales. Más cerca de lo personalizado y lo creativo, que de lo generalista y producido en masa…

Y más lejos de futuros distópicos.

Foto: Andrew Neel / unsplash

Se acerca la Navidad y todos buscamos incansablemente regalos para otros, recetas infalibles para proporcionar felicidad. Decía Sigmund Freud que “sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio”. Sabio… y feliz. Y es que Thomas Gilovich, profesor de psicología de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) demostró científicamente hace unos años lo que muchos intuíamos: que el secreto de la felicidad está en disfrutar de experiencias y no en comprar cosas.

Gilovich explica que “la gente, a menudo, piensa que gastar dinero en una experiencia es menos inteligente que hacerlo en algo material. Piensan que la experiencia llegará y se irá en un abrir y cerrar de ojos, y lo que queda de ella es poco en comparación con poseer algo”. Pues no es cierto. Las experiencias nos hacen ser, adquirir objetos solo nos hace poseedores de ellos.

Lo que viene a demostrar este investigador es que las experiencias son el pegamento de nuestras vidas y que poco importa el último capricho material que nos hayamos dado. Las experiencias enriquecen nuestras relaciones sociales de forma más fácil y efectiva que los bienes materiales, se viven de forma individual y no admiten comparaciones: mi experiencia es mía, por eso es tan especial; y apunta que “se disfruta muchísimo más deseando una experiencia por vivir que una cosa por tener”.

Así que podemos afirmar que regalar experiencias es regalar sabiduría y felicidad. Y en Senda Ecoway somos compositores de sabiduría y felicidad; compositores de experiencias incomparables creadas para convencerte de que para ser feliz lo mejor es experimentar intensamente.

Te proponemos que en estas Navidades te alejes lo máximo posible de las tiendas abarrotadas y las colas de tráfico y regales momentos creados para ti y la gente que te importa: divertidas sesiones de fotos en sitios singulares, deliciosos y nutritivos brunchs en lugares emblemáticos, catas de vinos entre viñedos, serenos días de golf y spa o estimulantes paseos a caballo en senderos naturales. Apuesta por regalar experiencias. Y arriésgate a extrañarlas.

¡Es el precio que se paga por vivir momentos inolvidables!

Hay días en los que una tiene suerte; una querida amiga @BisilaBokoko me e-presenta a otra futura querida amiga @juliahigueras y descubro una joya de revista: Esta noche tuve un sueño. Pero no queda ahí la cosa; además, leo esta hipnotizadora entrevista y me topo con esta maravilla de pregunta: ¿Cómo se viaja correctamente?

Les dejo con ella y después comentamos…

Kant decía que el derecho a visitar otros países debería ser una de las razones para la paz perpetua. Rosseau en Emile señalaba que era necesario saber cómo viajar. Y usted defiende que viajar de la manera correcta es de vital importancia para alcanzar la madurez. ¿Cómo se viaja correctamente?

Ver el mundo y vivir otras culturas debería ser el objetivo fundamental de todo viaje. Solo de este modo podremos ver nuestra realidad desde otros puntos de vista. Algo cambia realmente cuando entramos en contacto con otras culturas y mucho más cuando aprendemos otro idioma. Cuantos más idiomas se aprenda con más culturas uno podrá relacionarse.

Normalmente cuando personas con mucho dinero se deciden a viajar hacen justo lo contrario, por lo que la posibilidad de crecer y madurar durante el viaje se desvanece. Cuando a la persona que viaja se lo dan todo hecho y no asume ninguna responsabilidad, este tipo de viaje se convierte en la máxima expresión de desconexión con el país que se visita. Es una manera de permanecer siendo tratado como a un niño. Wittgenstein defendía que el origen del pensamiento filosófico se inicia al reconocer no saber cómo se hace algo.

Aterrizar en un país extranjero y aprender sus normas básicas de convivencia es algo que merece la pena. No todos tenemos la suerte de poder pagar nuestras facturas haciendo un trabajo que nos encante. Es lógico que sintamos la necesidad de ‘escapar’ durante nuestras vacaciones, pero siento que es una oportunidad perdida para crecer y madurar. No nos podemos considerar adultos plenos si nos contentamos con ser consumidores pasivos.

Esta entrada de lujo al Blog de SENDA es un extracto de la entrevista de Fernando López del Prado a Susan Neiman de la revista Esta noche tuve un Sueño; la revista de los optimistas comprometidos.

¡Son tantas las conclusiones que sacar de este párrafo! Nos aclara cuál debe ser el objetivo de un viaje, nos invita al contacto entre las culturas, nos incita a adoptar responsabilidades.

Viajar sin conocer las costumbres del destino, sin vivir las experiencias únicas que te ofrece, es una oportunidad perdida para crecer y madurar.
Los consumidores pasivos demuestran inmadurez… entrar en contacto con la comunidad local, con sus tradiciones, sus costumbres; aprender de ellas y después regresar con un conocimiento atesorado y más consciente de las diferencias que nos unen: eso es viajar.

@sendaecoway

#experienciasunicas

#regalaexperiencias

¿Sabes esa sensación de… ¡seguro que me estoy perdiendo algo!?

Viajar se ha convertido en un reto, todos queremos descubrir algo que convierta el viaje en una experiencia única. No nos vale ir a los sitios a donde ya todos fueron, no es suficiente visitar los restaurantes que nuestros amigos nos recomendaron: ¡siempre queremos aportar una novedad espectacular, sacarnos mil fotos, compartirla y recomendarla después de haberla disfrutado mucho!

Hay mil formas de encontrar las claves, pero hasta ahora las propuestas están sueltas en el “universo de las propuestas”. Hasta que no llegó alguien y las completó convirtiéndolas en vivencias increíbles, las horas ante el ordenador tenían que ser demasiadas para garantizar el éxito de nuestros viajes. ¡No es fácil ser un unconventional traveller!

Desde que he encontrado la fórmula de sumar para multiplicar, también en las vivencias viajeras, no puedo parar y las propuestas surgen en cada esquina: siempre soñé con protagonizar una película de cine, nunca me he lanzado en parapente, por qué no atreverme a empezar con clases de surf o y si para colmo, me ofrecen estas opciones, difíciles de montar, llenas de sostenibilidad y solidaridad… ¡esto sí que es lo que quería! ¡GRACIAS SENDA ECOWAY!

Porque, reconozcámoslo, en la misma intensidad en que nos fastidia el viaje encontrarnos con un amigo rompeperlas al regresar a casa que te dice nada más verte: ah, ¿pero no fuiste a….?, ¡nos encanta decirlo a nosotros!

Anoche tuve un sueño.

Soñé con experiencias únicas. Con excursiones por paraísos forestales y marinos, con vuelos en parapente, con disfrutar de un vino al atardecer en El Teide. Con paseos a caballo y en bici, con la energía de una batucada al borde del mar y, con aprender a hacer surf en las playas de una isla.

Soñé que podía ser protagonista de una película de cine, y que podía fotografiar los parajes más fascinantes de La Palma para guardarlos en mi cámara y bebérmelos después.

Soñé que podía pasar un día en familia en el mar haciendo paddle surf, para luego degustar lo más sano de Vilaflor, el pueblo más alto de España.

Soñé que la Naturaleza se volvía accesible para aquéllos con problemas de movilidad y que era posible disfrutar de Canarias desde la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

Soñé que tal vez, algún día, alguien me ofrecería experiencias únicas construidas a base de lo mejor de otras, brindándome un exquisito cocktail de sensaciones incomparables.

Soñé que la forma en que hasta ahora habíamos disfrutado del destino, cambiaba a mejor. A mucho mejor, hasta hacerse única.

Y desperté…

Y encontré a SendaEcoway.

Y descubrí que las experiencias únicas en un destino único pueden ser reales.

¿Quieres ver mi sueño?