El movimiento slow food y el arte de valorar lo que comemos

SendaecowayGastronom铆aEl movimiento slow food y el arte de valorar lo que comemos
Sonia

Sonia

隆Hola! Soy experta en Turismo y gran aventurera. 驴Pensando en tener una experiencia inolvidable? 脷nete a nosotros y nuestros Ecotravelers y an铆mate a probar nuevas experiencias con Sendaecoway!

El mundo se mueve cada vez m谩s deprisa. Desde muy peque帽os, somos aleccionados en cuanto a vestirnos r谩pidamente, terminar r谩pido los deberes o incluso, muchas veces sin quererlo, a comer deprisa y corriendo para adaptarnos a una rutina siempre envuelta en la celeridad de las cosas.

Ante toda esta vor谩gine del d铆a a d铆a, y concretamente, en el 谩mbito de la alimentaci贸n, hace ya m谩s de un cuarto de siglo, surgi贸 con fuerza el movimento Slow food, o lo que es lo mismo, el arte de comer con atenci贸n, valorando en especial la calidad y, por lo tanto, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas, los ingredientes y el modo de cocinarlos.

El pasado 24 de septiembre se clausur贸 en Tur铆n el Sal贸n del Gusto 2018, organizado por este movimiento. Desde la milpa mexicana hasta la dieta de los Mas谩i en Kenia, los pueblos ind铆genas llevaron a esta feria su idea de alimentaci贸n saludable como ant铆doto a las enfermedades del siglo XXI, algo que llevan poniendo en pr谩ctica desde tiempos inmemoriales.

Un movimiento presente en 160 pa铆ses

El movimiento Slow Food surgi贸 en 1986 a iniciativa del italiano, Carlo Petrini, y un grupo de activistas con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena alimentaci贸n, el placer gastron贸mico, as铆 como un ritmo de vida lento.

Tras dos d茅cadas de historia, el movimiento ha evolucionado para dar cabida a una aproximaci贸n global sobre la alimentaci贸n, que reconozca las fuertes relaciones existentes entre nuestros alimentos, las personas que los producen, nuestro planeta, la pol铆tica y la cultura. Hoy Slow Food representa un movimiento global que implica a miles de personas y proyectos en m谩s de 160 pa铆ses.

Responsabilidad a la hora de comer

El movimiento Slow Food trabaja por prevenir la desaparici贸n de culturas y tradiciones alimentarias locales, para contrarrestar el auge de los ritmos de vida acelerados y para combatir el desinter茅s general sobre los alimentos que se consumen, su procedencia y la forma en la que nuestras decisiones alimentarias afectan el mundo que nos rodea.

Si conocemos el origen de nuestros alimentos, las personas que los producen y los m茅todos de producci贸n, tanto los ni帽os como los adultos aprenderemos a combinar el placer con la responsabilidad en nuestras elecciones diarias, as铆 como a apreciar el impacto social y cultural de la alimentaci贸n.

C贸mo educar el sentido del gusto

Slow Food tiene en marcha numerosos proyectos educativos en varias partes del mundo que difieren de la mayor铆a de programas de educaci贸n alimentaria, ya que se basan en la idea de que la alimentaci贸n es un sin贸nimo de placer, cultura y convivencia.聽Estos proyectos est谩n organizados para audiencias diversas, desde ni帽os hasta adultos, pasando por profesores, socios de Slow Food y p煤blico en general. Algunos de ellos son: huertos escolares, degustaciones guiadas, visitas a granjas, intercambio generacional de conocimientos, talleres pr谩cticos y comidas con productores. Adem谩s,聽Slow Food abri贸 en Italia la Universidad de Ciencias Gastron贸micas聽en 2004 para ofrecer una perspectiva global sobre el mundo acad茅mico de la alimentaci贸n.

Comida buena, limpia y justa

El principal objetivo del movimiento Slow Food es que todos podamos acceder y disfrutar de una comida buena para nosotros, para quienes la producen y para el planeta, oponi茅ndose a la estandarizaci贸n del gusto y de la cultura y al poder ilimitado de las multinacionales de la industria alimentaria y la agricultura industrial.

Sus tres principios b谩sicos son:

鈥 Bueno: alimentaci贸n sabrosa y fresca de temporada que satisfaga los sentidos y forme parte de la cultura local.

鈥 Limpio: producci贸n y consumo de alimentos que no perjudiquen el medio ambiente, el bienestar animal o la salud humana.

鈥 Justo: precios accesibles para los consumidores y justas retribuciones para los productores.

Este movimiento trabaja por numerosas partes del mundo para proteger la biodiversidad alimentaria, crear v铆nculos entre productores y consumidores y concienciar a la sociedad de los asuntos urgentes que afectan a nuestro sistema alimentario. Y es que鈥 Alimentarse de forma sostenible y respetuosa con nuestro entorno siempre es una opci贸n a nuestro alcance.

Hazlo lento

Recientemente he conocido la asociaci贸n Cittaslow, una idea que naci贸 hace dos d茅cadas en una peque帽a ciudad de la Toscana. Esta interesante iniciativa es una asociaci贸n que une la filosof铆a del slowfood, la ecogastronom铆a, con las ciudades; promulga considerar la ciudad en s铆 misma como un elemento definitivo en la calidad de vida de las personas y por tanto en su felicidad. Obvio, 驴verdad?

Son ideas que realmente se pueden definir 鈥渄e sentido com煤n鈥; este tipo de conceptos surgen en un momento hist贸rico en el que todo el mundo habla de 鈥渦n cambio de paradigma鈥 驴El desarrollo es posible desde la lentitud, desde la calma?

En una sociedad en la que todo lo valioso es material o redondo ( v茅ase futbol ;-), todo nos arrastra a lo vacuo, subsistir desde lo intangible, desde el mundo de las ideas, de los valores, se hace toda una haza帽a.

Estos responsables, -seguramente alcaldes- que deciden asociarse a Cittaslow, que est谩n atra铆dos por recuperar, poner en valor y proteger un estilo de vida, una vida calmada, lenta y silenciosa; se han cuestionado en alg煤n momento, lo realmente esencial y han valorado lo importante de saber parar, de contemplar, de ver m谩s all谩, han cuestionado lo que realmente les ha hecho felices.

Para todo eso hace falta detenerse. Tomar consciencia de la sucesi贸n de las estaciones, de valorar el trabajo hecho con las manos (realmente hecho con el coraz贸n; la artesan铆a), el valor del arte, la autenticidad de los productos, el valor de una buena comida o un buen vino鈥
A todo esto yo lo llamo cultura.

  • Saber oler.
  • Saber degustar.
  • Saber mirar.
  • Saber disfrutar.

Desde Senda entendemos que el desarrollo desde estos valores S脥 es posible. Estas son las claves que nos mueven y tambi茅n, por supuesto el contribuir con nuestro grano de arena en la alegr铆a de una vida hecha a base de la suma de experiencias que valen la pena.

ENCUENTRA TU EXPERIENCIA

Comparte tus momentos con Senda Ecoway

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *