Ciao cosas, ¡bienvenidas experiencias!
foto regalo senda navidad 2017

Se acerca la Navidad y todos buscamos incansablemente regalos para otros, recetas infalibles para proporcionar felicidad. Decía Sigmund Freud que “sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio”. Sabio… y feliz. Y es que Thomas Gilovich, profesor de psicología de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) demostró científicamente hace unos años lo que muchos intuíamos: que el secreto de la felicidad está en disfrutar de experiencias y no en comprar cosas.

Gilovich explica que “la gente, a menudo, piensa que gastar dinero en una experiencia es menos inteligente que hacerlo en algo material. Piensan que la experiencia llegará y se irá en un abrir y cerrar de ojos, y lo que queda de ella es poco en comparación con poseer algo”. Pues no es cierto. Las experiencias nos hacen ser, adquirir objetos solo nos hace poseedores de ellos.

Lo que viene a demostrar este investigador es que las experiencias son el pegamento de nuestras vidas y que poco importa el último capricho material que nos hayamos dado. Las experiencias enriquecen nuestras relaciones sociales de forma más fácil y efectiva que los bienes materiales, se viven de forma individual y no admiten comparaciones: mi experiencia es mía, por eso es tan especial; y apunta que “se disfruta muchísimo más deseando una experiencia por vivir que una cosa por tener”.

Así que podemos afirmar que regalar experiencias es regalar sabiduría y felicidad. Y en Senda Ecoway somos compositores de sabiduría y felicidad; compositores de experiencias incomparables creadas para convencerte de que para ser feliz lo mejor es experimentar intensamente.

Te proponemos que en estas Navidades te alejes lo máximo posible de las tiendas abarrotadas y las colas de tráfico y regales momentos creados para ti y la gente que te importa: divertidas sesiones de fotos en sitios singulares, deliciosos y nutritivos brunchs en lugares emblemáticos, catas de vinos entre viñedos, serenos días de golf y spa o estimulantes paseos a caballo en senderos naturales. Apuesta por regalar experiencias. Y arriésgate a extrañarlas.

¡Es el precio que se paga por vivir momentos inolvidables!